CÓMO CREAR HÁBITOS DE VIDA (Cómo ser más feliz 2/5)

Aprender a cambiar hábitos de vida es la herramienta más potente para ser feliz cumpliendo todos tus objetivos. En este artículo aprenderás a crear hábitos nuevos para cambiar la pereza, la vergüenza y los miedos por comportamientos positivos que te harán sentirte mejor cada día.

Ten claros tus objetivos en la vida

Arquero apuntado a la diana

En el artículo anterior vimos la importancia que tiene tener claros tus objetivos vitales:

¿Sabías que tener claro un objetivo supone más del 50% de haberlo cumplido? Y la explicación es muy sencilla: Sólo cuando sabes perfectamente qué quieres conseguir puedes hacer un recuento de tus recursos y aplicarlos de la manera más efectiva.

Por eso estuvimos trabajando diversas herramientas que para ayudarte a diseñar bien tus objetivos. ¡Por supuesto que sabes lo que quieres! No se trata de decirte qué tienes que poner entre tus objetivos, sino más bien de convertir tus deseos en objetivos realizables.

Cuando tienes claro tus objetivos, la mejor manera de cumplirlos es convertirlos en una decisión que suponga una acción concreta para conseguirlos. Por ejemplo:

Deseo: Ojalá tuviera un buen trabajo.

Objetivo: Cambiar de trabajo.

Decisión: Mejorar mi curriculum, buscar ofertas...

Ten a mano esa lista de objetivos y decisiones que tomaste con las herramientas del artículo y webinar anterior, porque hoy voy vas a aprender a cambiar hábitos de vida para cumplirlos. Es decir, que hoy vas a convertir esas decisiones en hábitos para que puedas llevarlas a cabo sin esfuerzo y puedas cumplir realmente tus objetivos.

Cómo crear hábitos de vida

Escalador subiendo una montaña al atardecer

1. Prioriza para concentrar tus fuerzas

Seguro que tienes varios objetivos en la vida que quieres conseguir. Acabamos de decir que es crucial tener claro cuáles son tus objetivos, para poder saber cómo administrar tus recursos y de la forma más eficaz posible. Por ello, es igualmente importante gestionar bien nuestras energías.

Persona indecisa entre varias direcciones a seguir

¿Te imaginas que tuvieras que desempeñar cuatro trabajos a la vez?

  • Al tener que hacer muchas cosas a la vez tu atención y concentración estarían divididas.
  • Acabarías sin energía ante tanta tarea.
  • Vivirías muchos momentos de desesperación al no poder cumplir con todo.
  • Te sería muy difícil desarrollar hábitos de trabajo ordenados.

Pasa lo mismo con los objetivos vitales: Si intentas a la vez empezar a ir al gimnasio, aprender un nuevo idioma, cambiar de trabajo, mejorar tu relación con tu familia… Tus fuerzas se dividen y resulta dificilísimo atacar en todos esos frentes a la vez.

Para evitar que te pase eso tienes que poner en orden tus objetivos: del más importante al menos urgente. Porque vas a necesitar toda tu energía para crear hábitos de vida nuevos. Así que lo primero que harás será trabajar el primero hasta que lo hayas conseguido o, al menos, hasta que esté suficientemente encauzado como para que no te requiera ningún esfuerzo seguir trabajándolo. Te recomiendo que sólo entonces pases al siguiente objetivo.

Así que debes realizar los pasos que siguen con tu objetivo más importante. Una vez que lo cumplas, podrás pasar al siguiente, luego al siguiente, etc.

2. Descomponer cada decisión en pasos

Joven escribiendo un plan para conseguir sus objetivos

Bien, ya tienes un sólo objetivo a trabajar. ¿Por qué no te has lanzado ya a por él? ¿A qué esperas?

Seguro que tienes muy claro lo que quieres, pero aún así te da cierto vértigo pensar siquiera en llevarlo a la práctica. Vamos al ejemplo de antes, imagina que tu objetivo es:

Quiero cambiar de trabajo.

¡Perfecto! Es concreto, realizable, estás motivado/a a conseguirlo… ¡Pero formulado así es muy inabarcable! Así que para hacerlo menos intimidante y, sobre todo, para hacerlo más abordable, vamos a descomponerlo en pasos, ¡todos los que sean necesarios! Por ejemplo:

  1. Redactar un buen curriculum (CV).
  2. Buscar ofertas de trabajo.
  3. Valorar mi CV en función de lo que más se está valorando ahora.
  4. Quizás hacer un máster o curso de especialización para mejorar el CV.
  5. Enviar el CV a varias empresas.
  6. Preparar la entrevista.
  7. Hacer la/s entrevista/s para entrar en el proceso de selección.
  8. ¡Cambiar de trabajo!

Por supuesto es sólo un ejemplo y, como puedes ver, en función de cómo vayan saliendo las cosas los pasos pueden ir variando. Si, por ejemplo, realizo un máster en el que conozco a varias personas y juntas decidimos montar nuestra propia empresa… Entonces no estaré cumpliendo los pasos quinto a séptimo…

¡Pero lo importante es que habré cambiado de trabajo, que era mi objetivo real! Así que elaborar una serie de pasos te ayuda a focalizar tus energías y hacer tu que tu objetivo sea mucho más realizable. Y, a la vez, te permite trazar un plan que puedes ir modificando en función de los imprevistos y nuevas circunstancias que vayan surgiendo.

3. Identifica tus principales obstáculos

Mujer intentando saltar un muro

Observa los pasos que acabas de trazar en el punto anterior y pregúntate:

¿Qué me va a costar más en cada uno de los pasos?

  • ¿Tal vez la pereza de redactar de nuevo el curriculum?
  • No saber dónde encontrar buenas ofertas de trabajo.
  • Sentir que no valgo nada y nadie me va a contratar.
  • Nervios en una entrevista de trabajo.

Además de escribir estas dificultades junto a cada paso, te animo a escribir una solución para cada una de esas dificultades. De esta forma cuando aparezca ese obstáculo, ¡estarás preparado/a para hacerle frente y superarlo!

4. Kaizen para crear hábitos de vida

Huellas de pies en la arena de la playa

El Kaizen es una metodología para aplicar a cualquier objetivo. Es una palabra japonesa (改善) que literalmente significa “cambio a mejor” o “mejora continua”. La idea principal es:

Si quieres cambiar algo tienes que acostumbrarte creando un nuevo hábito. Y la mejor manera de hacerlo es acostumbrándote a realizar el paso más pequeño de ese hábito, ¡aunque sea un sólo minuto al día!

Así que si, por ejemplo, tu objetivo es empezar a hacer ejercicio físico pero te cuesta muchísimo vencer la pereza… Una buena manera de crear hábitos como ir regularmente al gimnasio sería acostumbrarte a salir a correr un minuto al día. Por mucha pereza que tengas, correr un solo minuto es facilísimo de cumplir.

Cuando lleves unos días o semanas con ese hábito de correr durante un solo minuto, puedes irlo ampliando progresivamente. Finalmente, a través de esfuerzos minúsculos habrás construido el hábito de hacer ejercicio durante unos minutos. ¡Entonces seguro que no te cuesta dedicar ese tiempo a ir al gimnasio!

Plantéate cómo puedes aplicar esta filosofía a cada uno de los pasos que has escrito en segundo punto (“Descomponer cada decisión en pasos”) para crear hábitos de vida que te ayuden a cumplir tus objetivos.

5. Recordatorios

Post it en una pared

Cada vez que queremos cambiar cualquier cosa en nuestra vida, vamos a encontrar resistencias por nuestra parte. ¡Y eso por muy positivo que sea el cambio!

  • Sin darnos cuenta nos encontramos realizando los viejos hábitos insanos (vicios).
  • Se nos olvida el nuevo comportamiento (ir al gimnasio, estudiar, enviar el curriculum…).
  • Pensamos que “ya lo haré mejor mañana” (procrastinar).
  • Encontramos excusas buenísimas para volver al viejo comportamiento…

Así que vamos a luchar con todas estas resistencias con recordatorios constantes de nuestro objetivo. Para ello, puedes:

  • Poner post-it en el espejo del baño, el cabecero de tu cama, el ordenador del trabajo…
  • Activar una alarma en el teléfono que suene cada día con un texto que te motive.
  • Fondos de pantalla en el ordenador, teléfono o tablet, con imágenes que te motiven a seguir trabajando en tus objetivos.
  • Pedirle a tus amigos y familiares que te pregunten frecuentemente qué nuevos éxitos has conseguido.

Son sólo algunas ideas, te animo a escoger las que más te gusten o incluso a inventar algunas más para que no dejes pasar un sólo día sin estar trabajando por tu propia felicidad.

Cómo crear hábitos de vida
para cumplir tus objetivos

Para aplicar todos estos consejos, también te invito a ver este webinar que di en directo en YouTube. Donde me explico mucho más detalladamente cada uno de los aspectos, propongo más herramientas, ejemplos… Y así también podrás escuchar las respuestas de las personas que participaron y que seguro te ayudan a comprender mucho mejor todas estas transformaciones a través de casos concretos.

(Todavía puedes asistir al cuarto webinar que emitiré próximamente en mi canal de YouTube, suscríbete para no perdértelo).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *