CÓMO SUPERAR EL SÍNDROME POSTVACACIONAL

El síndrome postvacacional afecta cada vez a más personas: consiste en altos niveles de ansiedad y estrés al terminar las vacaciones y tener que volver a los estudios y al trabajo. Con estos consejos para superar la vuelta al cole o vuelta al trabajo podrás retomar la ilusión por despertarte cada mañana.

Foto divida en dos representando las vacaciones en la playa y el trabajo en la oficina con el ordenador.

¡Vuelta al cole y al trabajo! Fin de las vacaciones…

Últimos días de vacaciones y ¡no me ha dado tiempo a hacer todo lo que quería! Necesito más descanso, por favooooorrrrrr, volver a la rutina noooooooooooo. ¡No puedo volver a esa vida gris! Necesito más tiempo para ser yo…

EL MAYOR ERROR TRAS LAS VACACIONES

Pensar que sólo durante las vacaciones podemos hacer lo que verdaderamente nos gusta divide nuestra vida entre:

Un hombre vestido de traje sobre la palabra "trabajo" y a la derecha dos personas tirándose globos de agua jugando

Esto es lo que provoca la angustia por estar perdiendo una vida de diversión y tener que volver a una fase gris y aburrida.

CONSEJOS PARA SUPERAR el síndrome POSTVACACIONAL

Una persona vestida de traje y en el lugar de su cabeza hay una nube oscura con un rayo

1. ¿Te gusta tu trabajo? Si volver al trabajo te produce una gran angustia y estrés es algo que debes plantearte seriamente. Hay dos respuestas posibles:

    1. Sí, me gusta pero últimamente no me motiva. En este caso deberías preguntarte qué es lo que te gusta de tu trabajo, ¡escríbelo en una hoja de papel! Y después piensa en formas de retarte en tu día a día para recuperar esa motivación por hacer lo que te gusta.
    2. Odio mi trabajo. ¿Qué quieres hacer en la vida? Pasamos muchísimas horas trabajando y es muy importante que no malgastemos esas horas haciendo algo que odiemos. Si éste es tu caso, puedes hacer dos cosas:
      • ¡Acepta tu trabajo y busca cumplir pequeños retos que te motiven!
      • ¡Cambia de trabajo! Puede ser complicado, hay crisis, puede que te falte formación o experiencia… ¿Pero lo has intentado verdaderamente? ¡Si odias tu trabajo, no es emocionante buscar uno que te apasione?

2. ¡Cambia de rutinas! La rutina nos aburre enormemente y caemos en ella sin darnos cuenta más rápido de lo que creemos. ¿Te has planteado alguna vez de qué cuántas formas diferentes puedes cambiar lo que haces durante el día?

  • Cómo vas al trabajo: ¡Cambia de rutas tanto en transporte público o en coche!, llega antes y date un paseo, recorre un tramo en bicicleta o patinete…
  • Orden del día: ¿Puedes cambiar el orden en el que haces las cosas durante el día?
  • Habla con compañeros con los que no suelas hablar.
  • Piensa en formas de mejorar lo que haces.

3. ¡Empieza una nueva actividad! Un nuevo hobbie te va a refrescar de la rutina diaria y te va a aportar nuevas emociones que harán que dejes atrás la sensación de que la vida es aburrida. ¡Ponte nuevos retos y di adiós a la depresión postvacacional!

4. ¿Por qué dejar de hacer lo que te gusta de las vacaciones? Salir con amigos, hacer deporte, ¡escaparte un fin de semana! Aunque estés cansado ¡deja la pereza y ponte a vivir!

¡Ni se te ocurra vivir para trabajar!

Al final todo se reduce a esto: Tú haces tu vida, tú eres quien decide qué hacer. Y si no te gusta lo que haces, ¡CÁMBIALO!

¿Quieres motivación para conseguirlo y dejar atrás el síndrome postvacacional? ¡No te pierdas éste vídeo de dos minutos!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *