DOLOR Y EL EFECTO PLACEBO | Experimento psicológico

El efecto placebo responde a las preguntas:

  • ¿Cuánto dolor puedes aguantar con un medicamento falso que no hace nada?
  • ¿Es el dolor puramente psicológico?

Hoy te traigo dos experimentos psicológicos (uno clásico y otro mío) para que reflexionemos sobre hasta dónde llegan los límites de tu mente para controlar el dolor.

Tubo de crema con el texto "trivaricaine"

EL EXPERIMENTO

En 1996 Guy Montgomery e Irvin Kirsch tuvieron la “simpática” idea de hacer un experimento para probar su nueva crema analgésica. Puesto que era cruel probarla en personas enfermas con dolores fuertes, hicieron lo siguiente:

  1. Reunieron a un grupo de estudiantes voluntarios.
  2. Les pidieron que extendieran sus dedos índices y untaban sobre uno de ellos la crema anti-dolor Trivaricaine (una sustancia marrón con un fuerte olor a medicina).
  3. Les pedían que introdujeran sus dedos en una pequeña prensa y aplicaban la misma presión sobre ambos.
  4. ¡Trivaricaine funcionaba! Los estudiantes sentían menos dolor en el dedo que habían untado con la crema analgésica.

Prensa apretando un dedo y el signo de "ok"

LA SUSTANCIA MARRÓN Y EL EFECTO PLACEBO

La sustancia marrón con olor a medicina era exactamente eso, un compuesto de agua, pigmentos y aceite. Trivaricaine no tenía ningún poder analgésico. Entonces…

¿Cómo es posible que los estudiantes experimentaran menos dolor?

Los estudiantes creían que el estudio era real, que la crema Trivaricaine era un potente analgésico, por lo que experimentaron el efecto placebo: Una mejoría del dolor (reducción de su intensidad) que no se debía a un fármaco real.

Fuente:  Guy Montgomery e Irving Kirsch: Mechanisms of Placebo Pain Reduction: An Empirical Investigation en Psychological Science Vol. 7, No. 3 (May, 1996), pp. 174-176.

¿POR QUÉ FUNCIONA EL EFECTO PLACEBO?

Se ha estudiado que ante ciertas patologías, los pacientes experimentan una notable mejoría real cuando creen que están recibiendo un tratamiento médico probado que ha funcionado en muchos otros.

Muchos creen que el efecto placebo consiste en una falsa percepción del paciente, pero hay ciertas patologías (por ejemplo, el síndrome del colon irritable) que se solucionan sólo con la administración de un placebo.

La explicación que los investigadores dan a este fenómeno es que la expectativa de curarse del paciente influye en la mejoría y/o curación de su patología. Esto se produce porque se ponen en marcha mecanismos de cuerpo, que aún se están estudiando, y que llegan incluso a segregar sustancias que mitigan el dolor o llegan a curar ciertas patologías.  Obviamente esto no se aplica a todo tipo de patologías ni debería hacer que nadie deje de ponerse en manos de un médico confiando en el supuesto “poder de la mente o del cuerpo”.

Lo que sí es cierto es que muchas investigaciones confirman que hay patologías como el citado síndrome del colon irritable, dolores provocados por la artritis y otro tipo de dolores crónicos que llegan a solucionarse del todo con la aplicación de “tratamientos falsos”.

MI EXPERIMENTO: DOLOR Y PLACEBO

Para comprobar por mí mismo si todo esto era cierto, se me ocurrió replicar el experimento del Trivaricaine con la sensación de frío extremo; ya que no creo que mucha gente se prestase a aplastarles los dedos.

Además, quería probar la eficacia del efecto placebo con los elementos mínimos, es decir, que no iba a dar una larga charla previa, ni a vestirme con bata blanca, ni a enseñar gráficos sobre la efectividad de mi tratamiento…

¿Quieres ver si lo conseguí?

Segunda parte: ¿Por qué funciona el efecto placebo?

Y aquí la explicación completa del experimento sobre cómo es posible sentir menos dolor sólo con un placebo (un falso tratamiento como un guante de látex con propiedades supuestamente especiales):

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *