Falsos mitos de la hipnosis

La hipnosis es un fenómeno ampliamente estudiado por la psicología y, sin embargo, hoy en día encontramos decenas de falsos mitos de la hipnosis en películas, series y libros. Sólo deshaciéndonos de estas representaciones fantásticas de la hipnosis podremos comprender verdaderamente en qué consiste y cómo puede ayudarnos para dejar de fumar o adelgazar, por ejemplo, y en general, conseguir los objetivos que nos propongamos.

Imagen de un hipnotizador con sus ojos con espirales y una espiral más grande al fondo.

– ¿Hipnosis? Eso es lo de que te hacen hacer la gallina, ¿no?

¡Una vez más! Me acaba de pasar hace 20 minutos mientras me cortaban el pelo y le contaba a la peluquera a qué me dedico. Así que una vez más, vamos allá…

Falsos mitos de la hipnosis

NO TE DUERMES

Una persona hipnotizada no pierde la consciencia ni se duerme en ningún momento. Si así fuera, entonces no podría hacer caso de las instrucciones del hipnotizador. Este mito proviene de la conocida expresión que usan muchos hipnotizadores de espectáculo en el proceso de inducción hipnótica:

¡DUERME!

Sin embargo, no es más que una forma rápida y efectiva de pedirle a la persona que cierre los ojos y se relaje. De hecho la hipnosis no empieza a ocurrir en ese momento, sino que es todo un proceso que empieza desde que el hipnotizador saluda a la persona que va a ser hipnotizada.

NO PIERDES TU VOLUNTAD

Si como acabamos de ver, una persona hipnotizada no pierde la consciencia, entonces tampoco pierde su voluntad en ningún momento. Si las personas que hacemos hipnosis pudiéramos torcer la voluntad de los demás, entonces (suponiendo que no tuviéramos ética) dominaríamos el mundo y seríamos millonarios en lugar de dedicarnos a hacer espectáculos o terapias.

El origen de este mito probablemente venga del uso exagerado de la hipnosis en la ficción de novelas, películas y series de tv. Es curioso porque cuando en una película vemos que alguien rompe una pared de un puñetazo o que salta 4 m de un edificio a otro, disfrutamos de la película sabiendo que es todo falso. Sin embargo, ha quedado en la mente de mucha gente la idea de que la hipnosis sí es capaz de someter la voluntad de alguien, cuando es una exageración para el cine del mismo tipo que el puñetazo o el salto.

NO SE BASA EN PODERES DE LA MENTE

La hipnosis no es un extraño poder de la mente reservado a unos pocos místicos o privilegiados. Este mito probablemente tenga el mismo origen que el anterior (novelas, tv, cine…).

La hipnosis es un fenómeno ampliamente estudiado por la psicología y cualquier persona que estudie los principios y las técnicas con suficiente profundidad podrá acceder a los fenómenos que produce la hipnosis.

¿Entonces QUÉ ES la hipnosis?

La percepción de la hipnosis ha variado mucho en los últimos años y no hay un acuerdo generalizado respecto a qué sucede exactamente en el cerebro de una persona durante la hipnosis. Por supuesto que hay un acuerdo generalizado entre los investigadores respecto a los puntos que he tratado más arriba (nadie se duerme, no desaparece su voluntad, no es magia, etc.). Pero qué ocurre realmente cuando alguien manifiesta un fenómeno hipnótico es aún motivo de mucho debate. Claro, que esto no es algo muy sorprendente porque ocurre lo mismo con el tema del sueño y la mayoría de fenómenos relacionados con el cerebro: de los cuales sabemos cada vez más, pero aún queda mucho por descubrir.

Hay muchos ejemplos de fenómenos hipnóticos

  • Catalepsia (rigidez en una extremidad hasta el punto de ser incapaz de moverla).
  • Amnesia (no recordar algo).ç
  • Alucinaciones… Por ejemplo: Un brazo rígido que no se puede doblar, no recordar el propio nombre, ver un objeto que no existe…

Todos estos fenómenos son temporales y sólo son posibles cuando la persona hipnotizada pone de su parte para experimentarlos.

¿Quiere eso decir que son falsos? Por supuesto que no. Que alguien quiera experimentar algo fascinante (como por unos momentos no ser capaz de recordar el propio nombre, o ver y tocar a tu actor o actriz favoritos) y ponga de su parte siguiendo las instrucciones del hipnotizador, no significa que esté fingiendo; sino que se involucra en el proceso que el hipnotizador guía para que pueda experimentarlo.

Nota respecto a la “temporalidad de los efectos”: Cuando se aplica la hipnosis para conseguir objetivos como dejar de fumar, superar miedos, vencer obstáculos… Puesto que la persona quiere que esos efectos sean permanentes, con la ayuda del hipnotizador se consigue hacer los cambios necesarios en su inconsciente para que pueda conseguirlos para siempre.

El hipnotizador es un facilitador o guía

El hipnotizador es, por tanto, quien facilita la experiencia al sujeto hipnotizado guiándole por los pasos necesarios para llegar a experimentar un fenómeno hipnótico. Si la persona no quiere o se le pide algo que no quiere experimentar, la hipnosis no va a tener lugar, porque como he explicado no hay ningún tipo de lucha de voluntades.

¿Quieres experimentar la hipnosis ahora mismo?

Te invito a ver este divertido vídeo para que puedas probarlo por ti mismo/a:

Artículos relacionados

2 comentarios sobre “Falsos mitos de la hipnosis

  1. Pingback: CÓMO FUNCIONA LA HIPNOSIS PARA DEJAR DE FUMAR, ADELGAZAR Y CONSEGUIR OBJETIVOS - Juan Dharma

  2. Pingback: 1, 2, 3 DECEPCIÓNAME | "1, 2, 3, Hipnotízame" visto por alguien que se dedica a la hipnosis - Juan Dharma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *