EMPIEZA A VIVIR LA VIDA DE TUS SUEÑOS | Cómo cambiar de vida totalmente 1

¿Te sientes cansado o cansada de la vida? O tal vez estés pasando un periodo de rutina gris en la que vives haciendo todo como en piloto automático… Pues te voy a contar un secreto:

No te has cansado de vivir, así en general, sino de cómo estás viviendo tu vida ahora.

Si no te gusta la vida que llevas… ¿Por qué no cambiarla?

En esta serie de artículos te voy a ayudar a que consigas cambiar todo lo que no te gusta y a que empieces a construir la vida de tus sueños.

cambiar tu vida imagen de esperanza 

¿POR DÓNDE EMPEZAR A CAMBIAR TU VIDA?

Es necesario empezar por lo más importante: Conocer tus metas en la vida, es decir, todo aquello que quieres conseguir, independientemente de si ahora mismo te parece muy lejano o difícil. Porque:

¿Sabías que tener claro un objetivo supone más del 50% de haberlo cumplido?

Solo cuando sabes lo que quieres conseguir, puedes entonces trabajar de la manera más efectiva para llegar a ello. Imagina que tuvieras la capacidad de correr una maratón sin cansarte, pero no sabes dónde está la meta. Aunque no te cansaras, no sabrías hacia dónde dirigirte, así que malgastarías años corriendo en todas direcciones hasta que encontraras la meta.

brújula en la mano buscando dirección y cambio de vida

¡En la vida pasa igual! Es una carrera de fondo en la que más te vale tener claro lo que quieres conseguir para poder utilizar todas tus capacidades de la manera adecuada para llegar a esa meta.

Si todo esto suena un poco desbordante, no te preocupes, no estás solo, te voy a explicar paso a paso el sistema para conseguir cambiar tu vida.

 

TENER CLAROS TUS OBJETIVOS

El primer paso es tener muy claro lo que quieres conseguir. Te habrás dado cuenta a lo largo de tu vida, que es muy fácil desear algo, pero es mucho más difícil realizar esos deseos. Esto sucede porque

la mayoría de las metas que nos fijamos están mal planteadas.

Inconscientemente muchas veces decimos que nos gustaría conseguir cosas en la vida, sin embargo, muchos no están dispuestos a esforzarse, a cambiar hábitos y a salir de su zona de confort para conseguirlos. ¿Cuántas veces habéis oído “Me gustaría adelgazar”, “me gustaría cambiar de trabajo”, “me gustaría dejar de fumar”…? Y esperan a que esos cambios aparezcan como llovidos del cielo.

Otro de los problemas más comunes es que, sin darnos cuenta, formulamos unos objetivos demasiado abstractos, como “quiero tener más dinero” o “debería perder peso”. Por lo que nos es imposible desarrollar un plan para conseguirlos.

Si REALMENTE quieres cambiar de vida, es decir, si verdaderamente estás dispuesto a trabajar para conseguirlo, ¡sigue leyendo!

 

¿QUÉ TE LIMITA?

1. OBLIGACIONES

¿Cuántas veces has pensado que no tienes tiempo para disfrutar y hacer lo que realmente te gusta debido a tus obligaciones?

Las obligaciones no son malas si las has elegido libremente. Pero, hay algo en este mundo que nos limita a todos de una manera bastante impositiva. Y tenemos que lidiar con ello para poder ser libres de verdad:

 

2. TENER EN CUENTA EL DINERO

Actualmente vivimos en un mundo que nos permite el acceso a todo lo que necesitamos para vivir y ser felices. No me refiero sólo a objetos materiales como casas, coches, móviles, etc. Sino a cosas menos materiales que te permiten disfrutar de la vida: viajes, libros, deportes, películas…

Sin embargo, hay un pequeño detalle que nos dificulta el acceso a todas esas ventajas: El dinero.

Nos guste o no, en mayor o menor medida es necesario ganar dinero para poder vivir. Puedes quejarte, pensar en lo maravilloso que sería que te tocara la lotería… Pero no sirve de nada vivir en un mundo de fantasía. Así que en nuestro cambio de vida tenemos que incluir también una forma de ganar dinero.

¡Eso sí! Se puede ganar dinero de muchísimas formas diferentes y te voy a enseñar a buscar formas de trabajar que no te hagan sentirte esclavizado/a. Y para ello tienes que tener muy claro algo:

 

¿SABES LO QUE QUIERES?

Vamos a empezar el plan desde el principio, es decir, por tus objetivos. Muchos de los problemas de desánimo, depresión, angustia y estrés se derivan de la frustración que se produce en malgastar nuestra vida en trabajos y actividades que realmente no nos gustan.

Así que el primer paso para cambiar de vida es contestar sincera y profundamente a la siguiente pregunta:

¿QUÉ QUIERO CONSEGUIR EN ESTA VIDA?

Nunca olvides de que únicamente se trata de TU VIDA. Nadie más tiene derecho a decirte cómo tienes que ser, qué tienes que hacer o hasta dónde puedes llegar. Olvida lo que te dijeron tus padres, lo que te recomendaron tus profesores, lo que te dicen tus amigos, tus parejas, la televisión, la publicidad o el cine. Lo único realmente importante ES LO QUE TU QUIERES.

Para definirlo claramente te invito a hacer una lista con todos los objetivos que te gustaría conseguir. ¡Y no me vale que lo hagas mentalmente! Debe ser por escrito, así que hazte con un papel.

Lista de metas y objetivos para cambiar tu vida

En cuanto a las metas que vas a poner es esa lista, deben cumplir con estas cuatro condiciones:

1. Que sea algo que depende de ti.

No tiene sentido poner “que me toque la lotería”, pero sí “montar mi propia empresa y dedicar todos mis esfuerzos para conseguir el mayor éxito”.

 

2. Sé realista, pero no te limites.

Ser realista es esencial, pero eso no significa que limites tus sueños. No sería realista poner: “Quiero ser multimillonario el año que viene” o “voy a aprender chino en dos meses”. Pero sí puedes poner objetivos que te parezcan difíciles o lejanos siempre que sean realistas, como: “voy a montar propia empresa”, “voy a tener un cuerpo 10” o “voy a aprender chino porque quiero vivir en ese país”.

 

3. Que lo quieras para siempre.

Por ejemplo, si tu meta es adelgazar, no pienses en que vas a hacer una dieta temporal y luego volverás a comer como siempre. Si tu meta es perder peso, escribe algo similar a: “a partir de hoy quiero llevar una dieta saludable que me permita tener un cuerpo sano”. Eso no significa que nunca más podrás comer comida basura o una tarta, de vez en cuando, pero sí que tienes toda la disposición para cambiar tus hábitos alimenticios.

 

4. Que lo quieras de verdad.

Aquello que quieres conseguir va a costar trabajo y esfuerzo, y se trata de que lo desees tanto que estés dispuesto a pelear y hacer todo lo necesario para conseguir esa meta.


Date tiempo para completar tu lista de objetivos.

Primero céntrate en unas pocas metas en lugar de querer abarcarlo todo a la vez.

Si intentas cambiar quince aspectos de tu vida simultáneamente es posible que no haya horas suficientes en el día para trabajar en todos ellos.

No te preocupes, te voy a acompañar en cada paso. De momento, para aprender el sistema, lo único que necesitas son los dos o tres objetivos más importantes para ti. En los siguientes artículos de esta serie te enseñaré a aplicar el sistema a tu lista completa.

pasos para cambiar tu vida 

CONVIERTE TUS OBJETIVOS EN DECISIONES

Si has hecho el ejercicio anterior, ya tienes una lista de objetivos realizables que describen la vida que quieres vivir. Ya no son simples sueños o deseos, sino algo a lo que quieres dedicar tu vida. Por eso, el siguiente paso es transformarlos en decisiones.

Esto no significa que ya mismo tengas que cambiar tu vida de golpe. Pero si transformas esos objetivos en una frase que exprese una decisión, se traducirá en una inyección de motivación inmediata.

¿CÓMO?

Imagina que entre tus objetivos está cambiar de trabajo y dejar de fumar. Seguramente hayas puesto en tu lista: “Me gustaría cambiar de trabajo” o, simplemente, “dejar de fumar”. Compara cómo te sientes al expresar esos mismos objetivos con estas otras palabras: “Decido cambiar de trabajo” o “decido dejar de fumar”.

Aplícalo a tus objetivos transformando todos los “me gustaría”, “debería”, “ojalá”, “voy a hacer…” poniendo en su lugar: “decido hacer tal cosa”. ¿A que te sientes diferente cuando lo dices en voz alta? ¡Haz la prueba! Te lo explico con más detenimiento en éste vídeo:

Es posible que sientas un poco de vértigo ante la magnitud de la tarea, pensando en todos los cambios que va a suponer. ¡No te preocupes! Recuerda que voy a estar a tu lado ayudándote a seguir los pasos para cumplir con esa decisión. Es más, piensa que, aunque ahora te produzca un poco de ansiedad pensar en todo eso el objetivo es que ¡consigas aquello que te hace más feliz! ¿No te emociona eso todavía mucho más? ¿No hace que desaparezca el vértigo? ¡Quédate con esa buena sensación!

En el próximo artículo, veremos cómo transformar cada una de esas decisiones en acciones concretas, que son las que te ayudarán a cumplir tus objetivos.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *