Gestos que enamoran | La psicología de la atracción 2

Mujer soplando nieve junto al texto: "3 gestos que enamoran"

¿Te gustaría atraer la mirada de esa persona que tanto te gusta? ¿Quieres caerles bien a tus clientes? O, tal vez ¿resultar simpático en una negociación? En este artículo aprenderás los trucos para conseguirlo.

En el primer artículo de esta serie hice hincapié en la importancia de que siempre seas tú mismo. Es la mejor clave para que tengas un atractivo irresistible. Además, estuvimos viendo la diferencia entre el atractivo físico y emocional: Como no podemos cambiar el físico que tenemos, hoy te voy a seguir enseñando a despertar el atractivo emocional en otras personas. ¡Recuerda que es el más efectivo!

Porque el atractivo emocional es el más profundo y duradero.

gestos que enamoran con las manos

¿QUÉ GESTOS ENAMORAN?

1. EL EXPERIMENTO DE LOS BEBÉS: SONRÍE

En primer lugar ¡sonríe! Las personas que sonríen nos resultan mucho más agradables.

Que nos atraiga la sonrisa tiene una explicación biológica: confiamos en las personas que sonríen porque hemos aprendido a hacerlo incluso desde niños.

En 1960 1 diseñaron un curioso experimento situando unos bebés en una mesa muy alta. Frente a ellos tenían un pasillo de metacrilato transparente porque lo que, como eran muy pequeños y aún no sabían que ese material les podía sostener, tenían la sensación de estar al borde de caer al vacío.

En el otro extremo de ese pasillo transparente se colocaba las madres de cada uno, llamándolos para que avanzaran hacia ellas. Es decir, que para poder llegar hasta su madre tenían que superar su miedo a caerse al vacío.

Entonces se dieron cuenta de algo sorprendente:

solo los bebés cuyas madres sonrieron mientras los llamaban, fueron capaces de avanzar por el pasillo transparente.

Esto significa que, biológicamente, llevamos muy integrado el gesto de la sonrisa como signo de tranquilidad y seguridad. Es como un indicador de que no hay ningún peligro. Un efecto que también se ha comprobado en adultos: las personas que sonríen proyectan una sensación de bienestar y confianza que resulta más atractiva. 2

Experimento con bebés la sonrisa

Un reciente estudio de neuroimagen explicó por qué las caras sonrientes nos resultan mucho más atractivas: Cuando vemos una sonrisa, en nuestro cerebro se activan varios procesos que acaban segregando endorfinas: neurotransmisores que segregamos en momentos de gran placer y nos producen una gran sensación de bienestar. 3

 

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA SONRISA BONITA?

Y esta era la pregunta del millón hasta que un reciente estudio4 despejó la duda de una vez por todas. Crearon 27 tipos de sonrisas simuladas por ordenador alterando la expresión de la boca, la anchura, el ángulo… Y les mostraron todas las variedades a 800 personas. Aquí puedes ver todas las variaciones que generaron:

Dynamic properties of successful smiles

 

Esta investigación descubrió que para tener la mejor sonrisa tienes que seguir estas reglas:

  1. Que tus ojos no estén demasiado abiertos, porque eso da un toque siniestro a tu cara mientras sonríes.
  2. Es mejor que no sea una sonrisa exageradamente ancha sino moderada.
  3. No hace falta que se vean todos los dientes (¡eso es para los anuncios de dentríficos), basta con que se vean parcialmente.
  4. Es mejor una sonrisa con una curva suave y no angulosa, las sonrisas en forma de V producen desconfianza.
  5. Todavía mejor si es una sonrisa ligeramente torcida y no simétrica, porque le da un toque más espontáneo y menos forzado.

 

¿CÓMO SONREÍR DE MANERA NATURAL?

Los humanos tenemos la capacidad de identificar cuándo una sonrisa es natural o es forzada. La razón la encontró hace un siglo el neurólogo Guillaume Duchenne, que descubrió que los músculos encargados de producir una sonrisa espontánea y natural. Estos músculos (cigomáticos mayor y menor) sólo se activan de manera involuntaria. Son los encargados de estirar los labios hacia arriba, produciendo esas características arrugas en las comisuras de los ojos.

A esto se le denominó “sonrisa Duchenne” y es la que consideramos más natural, porque es muy difícil fingirla voluntariamente.

Sonreír de manera natural - sonrisa Duchenn

No obstante, aunque no podamos fingir totalmente esta sonrisa espontánea, algunos estudios 5 sugieren que a base de haber tenido que forzar muchas sonrisas en nuestra vida, no lo hacemos tan mal como pensamos.

Es cierto que una sonrisa demasiado falsa es muy fácil de delatar. Pero, generalmente no estamos en situaciones donde la sonrisa sea el extremo opuesto a lo que queremos demostrar. Simplemente estamos nerviosos y nos cuesta sonreír. Según este estudio, fingir tu sonrisa en esos casos tiene un resultado muy similar al de una sonrisa genuina y sincera. Así que, si no te sale natural, sonríe, seguirá teniendo un resultado mejor que quedarte serio.

 

2. RELÁJATE

Como ya hemos visto, diferentes estudios demuestran que nos atraen las personas que nos transmiten tranquilidad y seguridad. Y, recordando lo que decía al principio: lo mejor que puedes hacer es ser tú mismo, porque al hacerlo, demostrarás con tus gestos corporales y tu lenguaje no verbal una mayor tranquilidad.

Confía en quien eres, no tengas miedo de mostrar tu personalidad.

Si la situación a la que te enfrentas te pone nervioso y te cuesta permanecer tranquilo, te recomiendo el siguiente lenguaje no verbal (válido tanto para una cita, como para una entrevista de trabajo o una negociación).

  1. Mantén un contacto visual suave. Esto significa que la mayor parte del tiempo mires directamente a sus ojos, pero que lo hagas suavemente, sin mantener la mirada fija en los ojos de la otra persona.
  2. Procura que tus músculos estén relajados
  3. No te cierres de brazos y piernas
  4. Haz gestos abiertos y suaves

Si adoptas este lenguaje no verbal transmitirás una sensación de sinceridad y tranquilidad que resultará más atractiva.

Hay una interesante correlación cuerpo-mente: no es sólo cuando estás tranquilo que tu cuerpo adopta una postura y gestos tranquilos; se ha descubierto que también funciona a la inversa: si adoptas una postura y gestos tranquilos, tu mente acaba calmándose también. Así que te vale, no sólo para proyectar esa sensación en la otra persona, sino también para estar tranquilo tú mismo. Si te interesa el tema puedes ver esta interesante charla TED de Amy Cuddy.

3. CONTACTO

Y, por último, acostúmbrate a tener contacto afectuoso con los demás. Esto dependerá mucho de cada país, contexto o incluso cada persona. Pero, por lo general,

un poco de contacto afectuoso puede contribuir a aumentar profundamente la confianza que alguien tiene en ti.

Siempre que no sea invasivo, activa nuestra relajación, mejora la comunicación y empatía.

Todo va a depender mucho del contexto en el que estéis y vuestra relación. Pero es esencial que entiendas que tienes que hacerlo sin absolutamente ninguna connotación sexual. Son los típicos gestos que tienes con amigos y amigas. Estas son las claves para hacerlo bien:

  1. Ten especial cuidado con no acercarte bajo ningún concepto a zonas íntimas.
  2. Presta toda tu atención a su reacción: Si ves que le has rozado suavemente el brazo y pone mala cara, ni se te ocurra volver a intentarlo.
  3. Si dudas, piensa en si es un gesto que tienes con amigos o compañeros de trabajo: si la respuesta es sí, adelante. En caso contrario, mejor no lo hagas.

En este vídeo te lo explico con más detalle:

En el próximo artículo de esta serie sobre la psicología de la atracción veremos varios trucos para seguir aumentando tu atractivo centrándonos en qué temas puedes hablar con la persona que te gusta para conseguirlo.

Bibliografía:

Doherty, Winston, Chritchley, Perret, Burt y Dolan (2003): “Beauty in a smile: the role of medial orbitofrontal cortex in facial attractiveness” en Neuropsychologia Volume 41, Issue 2, 2003, Pages 147-155 http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0028393202001458

Helwig NE, Sohre NE, Ruprecht MR, Guy SJ, Lyford-Pike S (2017) Dynamic properties of successful smiles. PLoS ONE 12(6): e0179708. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0179708

Gibson, E.J. y Walk, R.D. (1960). “Visual Cliff”. Scientific American. 202 (4): 64

LaFrance y Hecht (1995): “Why Smiles Generate Leniency” en Personality and Social Psychology Bulletin Vol 21, Issue 3, pp. 207 – 214

Scharlemann, Eckel, Kacelnik y Wilson (2001): “The value of a smile: Game theory with a human face” en Journal of Economic Psychology Volume 22, Issue 5, October 2001, Pages 617-640

Créditos de las imágenes de las sonrisas bajo licencia Creative Commons: Helwig NE, Sohre NE, Ruprecht MR, Guy SJ, Lyford-Pike S (2017) Dynamic properties of successful smiles. PLoS ONE 12(6): e0179708. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0179708

Artículos relacionados

  1. Gibson, E.J. y Walk, R.D. (1960). “Visual Cliff”. Scientific American. 202 (4): 64
  2. Estudio de Scharlemann, Eckel, Kacelnik y Wilson (2001): “The value of a smile: Game Theory with a Human Face” en Journal of Economic Psychology Volume 22, Issue 5, October 2001, Pages 617-640
  3. Estudio de Doherty, Winston, Chritchley, Perret, Burt y Dolan (2003): “Beauty in a smile: the role of medial orbitofrontal cortex in facial attractiveness” en Neuropsychologia Volume 41, Issue 2, 2003, Pages 147-155
  4. Estudio de Helwig NE, Sohre NE, Ruprecht MR, Guy SJ, Lyford-Pike S (2017) Dynamic properties of successful smiles. PLoS ONE 12(6): e0179708
  5. LaFrance y Hecht (1995): “Why Smiles Generate Leniency” en Personality and Social Psychology Bulletin Vol 21, Issue 3, pp. 207 – 214

2 comentarios sobre “Gestos que enamoran | La psicología de la atracción 2

  1. Aylen Vega Contestar

    Excelentes artículos y excelente profesional, para eso estamos los profesionales de esta rama de las ciencias psicológicas para dar herramientas a las personas que lo necesiten para enfrentar la vida y conseguir un estado de salud mental óptimo. Gracias y felicidades.

    • Juan Dharma Autor del artículoContestar

      ¡Muchas gracias por tus palabras Aylen! Estoy completamente de acuerdo: lo mejor que podemos hacer es aplicar nuestros conocimientos para ayudar a los demás a ser más felices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *