Cómo tener más atractivo o carisma: 5 Trucos psicológicos

cinco trucos para ser mas atractivo chica sonriente con fondo amarillo

¿Te gustaría ser más atractivo? La atracción o carisma es una cualidad tan importante que influye en todas tus relaciones sociales. Las personas carismáticas consiguen que todo el mundo quiera relacionarse con ellas. Esto les proporciona más oportunidades de hacer amigos, tener planes de ocio diferentes, etc. Incluso, les abre más oportunidades relacionadas con el trabajo y los negocios.

Si quieres ser más atractivo o más atractiva, no dejes de leer estos cinco trucos basados en tres experimentos psicológicos que te voy a explicar a continuación.

 

EXPERIMENTOS PSICOLÓGICOS

1. ¿ATRACTIVO O GUAPO?

Ser atractivo no significa ser guapo o guapa físicamente hablando. Por ejemplo, la gran mayoría de las veces que vemos a un actor o actriz que nos gusta, aunque digamos que nos resultan atractivos, en realidad queremos decir que son guapos. ¡Es un juicio puramente estético! Es decir, que no hay emociones implicadas, porque no conocemos a esa persona.

Hombre atractivo y con gafas sonriendo

En el extremo opuesto, seguro que puedes pensar en varios casos de gente que conoces que te resultan profundamente atractivos, pero que físicamente no te parecen especialmente agraciados. Pero… Cuando hablas con ellos, te resultan adorables, te atrae su manera de hablar, te hacen sentir bien cuando estás a su lado, no puedes parar de escucharles y reírte con ellos, etc. Exactamente ¡eso es el atractivo! Y no tiene nada que ver con la belleza física sino con resultar atrayente, fascinante, encantador… Cualidades que no son nada físicas. Y, por tanto, que puedes aprender con estos trucos que te explico a continuación.

2. EL EFECTO CAMALEÓN

Seguro que no te has fijado en un fenómeno que nos afecta a todos porque nos suele pasar inadvertido: Cuando alguien nos cae bien, tendemos a imitar sus gestos de manera inconsciente y sutil.

En 1999 Chartrand y Bargh 1 señaron una serie de experimentos para averiguar si podían utilizar este fenómeno para aumentar el atractivo de alguien.

nos cae mucho mejor la gente que tiene gestos parecidos a los nuestros

Entrevistaron a 78 personas de la siguiente manera: Con algunos imitaban sutilmente sus gestos, como la postura del cuerpo, el movimiento de sus brazos y piernas, si se rascaban la cara o se tocaban el pelo, etc. Mientras hablaban, el entrevistador iba copiando sutilmente todos los gestos que hacía el entrevistado. Con otras personas se comportaban de manera normal, es decir, que no imitaban ninguno de los gestos de la persona entrevistada.

Después pasaron un cuestionario a todos los entrevistados pidiendo que valoraran qué tal les caía el entrevistador. La puntuación de los entrevistadores que habían copiado los gestos del participante, era mucho más alta que el grupo de control en el que no se había imitado sus gestos.

camaleón colgado de una rama

Esto quiere decir que, nos cae mucho mejor la gente que tiene gestos parecidos a los nuestros. La explicación es bien sencilla: nos gusta la gente que se parece a nosotros. Nos sentimos más cómodos ante alguien con el que compartimos puntos de vista, gustos, aficiones, maneras de entender la vida. No tenemos que defender nada, podemos pasar horas disfrutando de las mismas cosas o charlando sobre temas en los que estamos de acuerdo. Dicho con otras palabras, es muy atrayente o atractivo.

¿Qué tienen que ver los gestos en todo esto?

Es una manera de “engañar” al cerebro de la otra persona, por algo que explicaré a continuación. Lo importante es que recuerdes que si quieres resultarle más atractivo o atractiva a alguien, imitar sus gestos y manera de hablar te va ayudar a caerle mucho mejor. ¡Es muy importante que lo hagas de manera sutil!, porque si es muy evidente la otra persona se sentirá ofendida al creer que le estás haciendo burla.

 

3. EFECTO HALO

mujer rubia con halo de luz en la caraEl efecto halo es un fenómeno descubierto hace casi un siglo por el psicólogo Edward Thorndike. Este investigador, se dio cuenta hacia 1915 Thorndike de que cuando describimos a alguien que nos cae bien, todos los rasgos que decimos de esa persona son positivos. Es decir, rara vez le atribuimos los rasgos que empleamos para describir a alguien que nos cae mal.

Hoy en día se considera un sesgo cognitivo, es decir, un prejuicio erróneo que afecta a cómo percibimos a las personas. De hecho, Thorndike lo denominó el “error constante” a la hora de evaluar a otras personas.

Para comprobarlo, se han realizado muchos experimentos que explican este fenómeno: no solemos pensar en otras personas como una gran variedad de rasgos de personalidad. Lo que hacemos es pensar que una persona es más o menos en TODOS los rasgos de medición. Por ejemplo, si alguien nos resulta muy atractivo, pensamos que será igualmente “muy generoso”, “muy amable”, “muy inteligente” o incluso “muy exitoso en la vida” (Dion y Berscheid, 1972)2.

El efecto halo es el que está detrás de las campañas publicitarias presentadas por famosos. Si lo piensas racionalmente: un actor, una presentadora de tv, o cualquier otra persona famosa no tiene por qué tener un conocimiento técnico especializado en un coche o en un ordenador, por ejemplo. Sin embargo, por el efecto halo irradia su éxito y atractivo sobre el producto haciendo que ese objeto también nos resulte igualmente atractivo.

 

¿Y cómo puede esto ayudarte a resultar más atractivo o atractiva?

 

Por el efecto halo, si la otra persona percibe que nuestros gestos corporales son similares, esto le llevará a pensar que también somos similares a él en todo lo demás, lo cual le hará valorarnos más positivamente en todos los rasgos.

¡Pero no sólo eso! El efecto halo te puede ayudar a causar una magnífica primera impresión que determinará lo atractivo que vas a resultarle a alguien a partir de ese momento.

Hombre y mujer saludándose por primera vez en una reunión de trabajo

Es lo que descubrió Solomon Asch 3, que estuvo experimentando precisamente sobre esta relación entre el efecto halo y el sesgo primera impresión. En un experimento presentó a los participantes la lista de características de una persona:

  • Inteligente, habilidoso, impulsivo, crítico, testarudo y envidioso.

A otro grupo de personas les presentó la misma lista, pero con el orden invertido. Les decían que la persona era:

  • Envidiosa, testaruda, crítica, impulsiva, habilidosa e inteligente.

Aunque son los mismos rasgos en un orden diferente, quienes escuchaban la primera versión pensaban que se trataba de una buena persona, muy capaz, aunque que tenía algunos pequeños defectos sin importancia. Sin embargo, la segunda versión era descrita como una persona problemática que tenía potencial, pero que seguramente no llegaría a desarrollarlo por sus graves defectos.

Los mismos rasgos de personalidad, como por ejemplo “impulsivo” o “crítico”, eran percibidos en el primer caso como algo positivo; pero valorados negativamente en la segunda lista. Algo que nos ocurre en el día a día como puedes ver en este vídeo:

La conclusión de los experimentos de Asch es que cuando conocemos a alguien, en función del día que haya tenido, conoceremos antes unos rasgos u otros. Por ejemplo, si le conocemos un día que está más triste, tenderemos a pensar que en general se trata de una persona depresiva, ¡incluso aunque en días posteriores le veamos feliz!

…el efecto halo hará que todo lo positivo vaya sumándose a cómo te perciben los demás.

¿Cómo podemos usar todo esto a nuestro favor?

Atento a estos cinco útiles consejos para resultar más atractivo o atractiva, más un consejo final que a su vez los pone todos en práctica. ¡Vamos a por ellos!

 

5+1 consejos para ser más atractivo/a

 

1. Resultar agradable

Copia sutilmente los gestos de la persona a la que quieres caer bien. Esto hará que se sienta a gusto contigo y, por tanto, le resultes más atractivo en todos los aspectos por el efecto halo.

 

2. Cuida todos los aspectos de tu personalidad y de tu presencia física

No podemos cambiar la cara o el cuerpo con el que hemos nacido. Pero podemos ir bien vestidos, con el pelo arreglado, oliendo bien… Y esto no significa un estilo de ropa o de pelo concreto, no estoy diciendo que haya que ir de marca y a la moda. Sino que es un aspecto a tener en cuenta dentro del estilo que quieras llevar. Recuerda, el efecto halo hará que todo lo positivo vaya sumándose a cómo te perciben los demás.

mujer sonriente mirando a un hombre mientras mantienen una conversación en una cafetería

3. ¡Escucha a la otra persona!

Y pensarás, ¿qué tiene que ver eso para que YO le resulte más atractivo? La gente que no escucha a los demás no despierta empatía. Cuando nos sentimos escuchados tendemos a confiar más en la otra persona, nos resulta más simpática y agradable… Y, de nuevo, por efecto halo, eso influye sobre la imagen que tenemos de esa persona.


4. Ten calma y confianza en ti

Uno de los rasgos que despierta mayor atractivo es una persona que tiene confianza en sí misma. Si te apetece aprender más sobre este tema tengo una serie de vídeos que te ayudarán para tener una confianza y seguridad imparables.

 

5. No intentes ser perfecto

Si algo sale mal, coméntalo y ríete de ello con la otra persona. Las situaciones graciosas vividas con otra persona despiertan un gran vínculo entre los dos. Alguien con confianza no teme reírse de sí mismo. De hecho, mostrarte vulnerable activa también otros niveles de atractivo que tienen que ver con la empatía.

 

…lo fundamental: tienes que ser tú mismo.

+1. El consejo final que los resume a todos

chica joven sonriente frente a un fondo amarillo

¡No te obsesiones! Sé siempre tú mismo o tú misma. No hay nada más atractivo que alguien que es original, que está a gusto en su piel y en su propia forma de ser. En definitiva, alguien que no intenta ser algo que no es. Ser tú mismo o tú misma irradia una enorme sensación de confianza que resulta irresistible.

¿Quieres aprender a ser más atractivo/a? Apréndelo con este vídeo

 

Siguiente artículo de esta serie

Te enseño el lenguaje no verbal que te ayuda a ser más atractivo. ¡No te lo pierdas!

Gestos que enamoran

BIBLIOGRAFÍA

  • Asch, S. E. (1940) Studies in the Principles of Judgments and Attitudes: II. Determination of Judgments by Group and by Ego Standards, The Journal of Social Psychology, 12:2, 433-465, DOI: 10.1080/00224545.1940.9921487
  • Chartrand, T. L., & Bargh, J. A. (1999). The chameleon effect: The perception–behavior link and social interaction. Journal of Personality and Social Psychology, 76(6), 893-910. http://dx.doi.org/10.1037/0022-3514.76.6.893
  • Dion, K., Berscheid, E., & Walster, E. (1972). What is beautiful is good. Journal of Personality and Social Psychology, 24(3), 285-290. http://dx.doi.org/10.1037/h0033731

Artículos relacionados

  1. Chartrand, T. L., & Bargh, J. A. (1999). The chameleon effect: The perception–behavior link and social interaction. Journal of Personality and Social Psychology, 76(6), 893-910. http://dx.doi.org/10.1037/0022-3514.76.6.893
  2. Dion, K., Berscheid, E., & Walster, E. (1972). What is beautiful is good. Journal of Personality and Social Psychology, 24(3), 285-290. http://dx.doi.org/10.1037/h0033731
  3. Asch, S. E. (1940) Studies in the Principles of Judgments and Attitudes: II. Determination of Judgments by Group and by Ego Standards, The Journal of Social Psychology, 12:2, 433-465, DOI: 10.1080/00224545.1940.9921487

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *