¿POR QUÉ ERES ADICTO? | Cómo superar adicciones 2

por qué eres adicto y cómo superarlo

¿Qué ocurre en el cerebro de un adicto? ¿Por qué quiere dejarlo pero vuelve una y otra vez?

Y lo más importante: ¿Qué puedes hacer para vivir completamente libre de una adicción?

En el artículo anterior vimos que una adicción es un problema neurológico. Cuando eres adicto a una droga o a un comportamiento, los repites constantemente, aunque ya no te proporcionen ningún beneficio. En este artículo, te voy a explicar por qué sucede y cómo puedes empezar a dejarlo para siempre.

como superar una adicción de una vez por todas 

UNA ADICCIÓN ES UN HÁBITO

Una adicción es un hábito tan arraigado que se ha convertido en una compulsión automática.

La diferencia entre un hábito persistente y una adicción es que:

  • Los hábitos son secuencias de acciones que has hecho tantas veces que te has acostumbrado a ellas. Por ejemplo, ver una película o una serie antes de dormir, tomar un postre después de cada comida o empezar a vestirte por la parte de arriba. Por muchas veces que las hayas repetido, son simplemente costumbres que puedes dejar de hacer.
  • Una adicción empezó siendo un hábito de ese tipo… Pero con el tiempo se ha transformado en una necesidad tan imperiosa que, como ya sabes, tiene unas consecuencias muy negativas sobre tu vida y tu salud.Mujer fumando con adicción al tabaco y quiere superarlo

Entonces, seguro que te estás preguntando:

¿CÓMO UN SIMPLE HÁBITO PUEDE DEGENERAR EN UNA ADICCIÓN?

En su libro “The power of habit”, Charles Duhigg explica que un hábito implica un patrón neurológico que acaba vinculando tres elementos de manera inseparable: Una situación desencadenante, una serie de acciones y una recompensa.

Vamos a verlo con varios ejemplos:

  • Situación desencadenante: En determinados momentos de tu vida te encuentras cansado por haber trabajado mucho, o estás aburrido/a en casa sin saber que hacer o sientes mucho estrés.
  • Serie de acciones: Para aliviar las emociones negativas que te causa esa situación, tomas la decisión de fumar, ver pornografía o comer algo.
  • Recompensa: Inmediatamente después de hacerlo, la acción que has decidido seguir te produce una sensación muy placentera.Si haces alguna de estas cosas muy ocasionalmente, será simplemente un hábito, una costumbre. Sin embargo, hay ciertos comportamientos o sustancias que tienen un potencial adictivo enorme. En el siguiente artículo veremos cuáles son y por qué. Hoy nos vamos a centrar en porqué esa costumbre evoluciona en adicción. Pues comprenderlo y desarrollar una estrategia a partir de ello es absolutamente fundamental para que puedas dejar cualquier adicción.

Volviendo a lo que decíamos: Si aquel simple hábito de fumar o masturbarte cada vez que sientes estrés, se empieza a convertir en una costumbre muy arraigada… Entonces tu cerebro empieza a relacionar íntimamente los tres elementos:

  • Situación: Estrés.
  • Acción: Fumar o ver pornografía.
  • Recompensa: Placer y relajación.

Entonces, cada vez que sientes estrés, ese patrón neurológico se activa y sientes un ansia irresistible por repetir esas acciones para experimentar el mismo placer.

Al repetirse el patrón una y otra vez, tu cerebro acaba vinculando los tres elementos.

Tus ganas se convierten en NECESIDAD. Y ya no hablamos de hábito, sino de adicción.

 

Cómo NO SUPERAR una adicción

Cuando un adicto se da cuenta de esto, lo primero que hace es pensar en interrumpir de golpe su adicción. Es decir, en dejar de consumir la droga o de realizar su comportamiento adictivo. Lo que pasa es cuando lo intenta así de golpe, sin transición o pautas, aparece el temido síndrome de abstinencia:

Cada vez que aparece el desencadenante, inmediatamente le sigue un ansia incontrolable por realizar ese comportamiento que tanto placer te ha dado en el pasado.

Es como si cerebro te estuviera diciendo:

¡¿Pero qué haces?! ¿No ves que comer/fumar/el porno… nos da muchísimo placer? ¡Olvídate de todo lo demás ahora! ¿Es que acaso prefieres no sentir placer?

Pero no te preocupes, porque igual que se ha formado en tu cerebro, ese patrón neurológico que te impulsa a tu adicción se puede deshacer y puedes reaprender a enfrentarte al estrés o a las situaciones difíciles de tu vida de una manera más sana.

como superar una adicción

EL VERDADERO POR QUÉ

Vamos al núcleo de todo esto. Seguro que en tu mente empieza a surgir una duda: Si hay algo que te da placer, ¿por qué no hacerlo?

Pues hay algo que un adicto nunca se plantea. Está tan cegado por su adicción que ve esta salida tan obvia:

¿es que solo puedes sentir placer a través de tu adicción?

Y la explicación neurológica de que no pueda ver esta salida es que la memoria eufórica (de la que hablamos en el artículo anterior), hace que un adicto se olvide de ese detalle. Se olvida de que, en realidad, fumar, comer, el porno, las compras, las apuestas… Ya no le dan ningún tipo de placer. Y ahora sólo necesita compulsivamente hacerlas, simplemente porque CREE que en algún momento le satisfarán completamente.

Y el verdadero por qué de todo esto tiene dos vertientes:

  1. Neurológico: tu cerebro se ha vuelto adicto a las descargas de los “neurotransmisores del placer” que recibe con tu adicción (lo veremos con más detenimiento en el artículo 5).
  2. Psicológico: las sensaciones placenteras que buscas en tu adicción son un mal premio de consolación por todo lo que no funciona en tu vida.

ilustración del cerebro de una persona vista por dentro

LAS NECESIDADES VITALES

Todos tenemos necesidades en la vida. Las más primarias son muy fáciles de resolver: Tenemos hambre, comemos. Estamos cansados, dormimos.

Pero hay otras más complejas, que no son tan sencillas de cubrir: como sentirnos queridos o realizados en la vida.

Cuando, llevamos un tiempo intentando satisfacerlas sin conseguirlo, cualquier placer secundario es un alivio, un premio de consolación. Por ejemplo, puede ser que recurramos a la pornografía ya que en la vida real no encontramos pareja. O nos refugiemos en la comida ya que no nos sentimos realizados en nuestro trabajo.

Y comprender esto es el SECRETO MÁS IMPORTANTE para vencer cualquier adicción:

Tu droga o tu comportamiento compulsivo es el premio de consolación de una necesidad vital insatisfecha.

Y como este alivio te hace olvidar la causa real de tu insatisfacción… Acaba agravando el problema, porque sin darte cuenta estás haciendo algo tan “absurdo” como intentar resolver tu sensación de soledad con el porno, o tu insatisfacción en el trabajo con un cigarrillo.

Dicho de otra manera: Para evitar sentirte insatisfecho/a con la vida, acabas necesitando un triste premio de consolación (que es la sensación placentera). Y como más o menos te satisface (aunque nunca lo haga del todo), olvidas que podrías ser muchísimo más feliz si dejaras los sustitutos, y te pusieras a resolver tu necesidad vital directamente.

 

DESCUBRIR TU NECESIDAD INSATISFECHA

Por eso, el paso más importante para solucionar tu adicción, es descubrir tu necesidad insatisfecha.

Como te puedes imaginar es un tema complejo que, en una sesión personalizada es relativamente fácil de encontrar. Sin embargo, este es un artículo genérico que tiene que servir para todo el mundo. Cada adicto busca en su adicción la satisfacción de una carencia que es diferente en función de cada individuo. Voy a darte varios ejemplos y, si no logras encontrar la tuya, puedes pedir una cita online conmigo pinchando aquí.

En mi experiencia:

  • Muchos fumadores buscan algún tipo de evasión porque hay algo que no funciona en su vida.
  • Los adictos a la pornografía suelen buscar cariño.
  • Las personas adictas a la comida, suelen echar de menos algo en su vida.

Sé que puede no tener mucho sentido. Vamos a tomar el segundo ejemplo:

¿Cómo es posible que alguien busque cariño en el porno?

Por supuesto que se trata de algo inconsciente, no es que racionalmente la persona piense:“me siento solo, voy a encontrar cariño en imágenes de otras personas teniendo sexo”.

Sin embargo, por el motivo que sea, le suele costar mucho estar con una persona real… Así que en algún momento satisfizo esa necesidad con su imaginación y la pornografía. Claro que son malos sustitutos. Y bueno, tampoco seamos dramáticos, no tienen tienen nada de malo si son ocasionales.

El problema surge cuando esa persona acaba dependiendo tanto de ese placer sustituto (de una relación personal real), que acaba por elegirlo siempre. Entonces pronto empieza a olvidar que recurrió a él como sustitución de algo mucho más importante: la necesidad de cariño y contacto con otras personas.

Si recuerdas, en el artículo anterior te expliqué que:

Una adicción, es la promesa de una satisfacción que no acaba por llegar nunca.

Ahora ya puedes entenderlo completamente: lo que mantiene tu adicción es intentar cubrir esa necesidad vital con un sustituto.

Fumar, comer, o el porno… Son muy malos sustitutos, es decir, no pueden satisfacerte del todo. Y por eso vuelves a ellos, para ver si aumentando la dosis, desaparece por fin aquella necesidad de cariño o de sentirte realizado.

Y ahora vamos a aplicar todo esto para empezar a solucionar tu adicción de una vez por todas.

 

Ejercicio: ENCUENTRA TU NECESIDAD INSATISFECHA

Es imperativo que encuentres aquello que más echas en falta en tu vida. Y para ello te invito a reflexionar seriamente en las siguientes preguntas:

  • Aparte del placer, ¿qué sensaciones te produce tu adicción? Por ejemplo, una persona adicta a los dulces seguramente se sienta muy llena y satisfecha cuando ha comido muchos. Entonces podría hacerse la siguiente pregunta: ¿En qué áreas de mi vida siento insatisfacción como para necesitar este sustituto?
  • ¿Qué buscas sentir cuando lo realizas? En el caso del adicto al porno, ya hemos visto que suele buscar sentirse querido o deseado.
  • ¿Qué situación desencadena realmente tus ganas de hacerlo? Por ejemplo, ¿fumas porque te sientes atrapado en el trabajo o los estudios y necesitas un momento de evasión?

chica con trenza pensativa porqué es adicta y cómo superarlo

Leyendo estos ejemplos, puede que te suene muy obvio y fácil de encontrar. Sin embargo, tómate tu tiempo porque es muy probable que te cueste averiguar cuál es la necesidad que estás buscando satisfacer con tu adicción.

Piénsalo durante el tiempo que necesites porque este es un paso fundamental para dejar tu adicción. No te quedes con la respuesta más evidente, porque no suele ser la más acertada, sigue indagando.

Y esto es algo tan importante, porque una vez que lleguemos a saber tus necesidades vitales insatisfechas, nos va a ser muchísimo más fácil sustituir estos premios de consolación. En los siguientes artículos te enseñaré a cubrir tus necesidades vitales de manera sana.

¿QUÉ TIENES QUE HACER AHORA?

  1. Te animo a seguir leyendo tus listas de porqués, cada día.
  2. Habla frecuentemente con ese familiar o amistad que te está apoyando en el proceso.
  3. Acude, al menos a una, de las reuniones de grupos de ayuda de tu zona. Si te da mucha vergüenza, al menos escríbeles un mail y pregúntales por información específica sobre tu adicción.

A todo eso, le añadimos el trabajo de hoy:

  1. Tienes que responder a esta pregunta:

    ¿Qué es lo que realmente busco con mi adicción?

Y si quieres ir adelantando trabajo, empieza a pensar en cómo podrías satisfacer esa necesidad directamente, sin malos sustitutos.

Por ahora puedes ir viendo este vídeo para ampliar la información y consolidar todo lo que hemos visto hoy:

En el próximo artículo, te explicaré el método para sustituir esa adicción por hábitos saludables. Pero hasta entonces, ¡no dejes de hacer todos los pasos que hemos visto! Mucho ánimo y verás cómo lo vas a conseguir.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *